Oda a mi reloj de bolsillo

enero 29, 2010 at 1:40 pm (vehemencia)

Mi tesoro, tú, mi regalo. Carisma irrefutable que te posas día tras día en el bolsillo de mi pantalón. Reluciente circunferencia con lujosas portezuelas. Obra de ingeniería bañada en plata que alumbra mi desorientada percepción con su sabiduría sobre el mito de Cronos. Portador del éxito. Te adoro, te idolatro. Como decir que mi mano se muere por rozar la rueda de la vida que sobre tu pecho se posaría de ser mortal. Me encandila tu elegancia, tu rechinar, sin olvidar esa cadena trenzada que se sitúa en la parte más alta de tu ser.
Tu que me haces sentir un ganador con tu sola presencia. Como agradecerte tu fidelidad y tu precisión sin caer en el vulgar pecado de la comparación. Mostrarte es mi acto favorito de vanidad y observar así tu belleza reflejada en los ojos de los demás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: