Inmoralidad de la moral

marzo 12, 2010 at 4:41 pm (vehemencia)

Hoy es el primer día de mi vida, de mi yo consciente. Soy un chaval recien nacido y me encuentro pletórico frente al nuevo mundo que se abre ante mí. No he vivido aun ni un dia como persona viviente, fuera del rebaño de la ineptitud y ya he unificado o, como diría Nietzsche, destruído los dos mundos para asentarme en uno real. Pero no he hecho esto como consecuencia del descubrimiento de mi inteligencia, sino como premisa para la vida de mi yo consciente.
He aparcado las más altas perversiones, despojando la religión y la inmoralidad de la moral de m i pecho hambriento de conocimiento. Y aquí me veo, atrapado por lo que popularmente se llama bajeza de la sociedad. Es atrayente, sórdido, perverso e irrefutablemente hipnotizante.
La depravación, la oscuridad, todo aquello que el ser humano despoja, yo lo mamaré de los senos de la vida. Me ahogaré del saber de los malditos y creceré como el don nadie más importante de mi vida. Portaré el estandarte de la sabiduría que el mundo actual se esfuerza por arrojar a la basura.
A penas he abierto los ojos y ya soy el tuerto que reina en un mundo de ciegos que se empeñan en no ver.
Es indignante, trágico me atrevería a afirmar, observar un mundo que se comunica con el único fin de inculturizarse, de verse así mismos como el bufón más famoso de la corte. Es frustrante ver como el coraje ha muerto y como las palabras que las ovejas utilizan para dialogar no son más que cuentos esputados con el único fin de de la aprobación social, del tributo de un hombro en el que llorar.
El ser humano ha muerto por el proceso de humanización al que se ha sometido a los sentimientos, a la verdad.
Este proceso no es otro que el de refutación de la persona, de los instintos. Se ha cometido un crimen. El más terrible de la historia conocible. Se ha asesinado la esencia de la persona. Se ha mutilado lo innato, lo espontáneo y se ha educado al ser humano como se educa a un animal.
Se le ha enseñado como vestirse, como comportarse, como expresarse y como  sentirse ante situaciones externas. Se ha mecanizado la vida. Se ha destruido el corazón y sustituido por un computador. Se ha esclavizado el alma, el yo.
Y ante tales acontecimientos aquí me veo, dispuesto a golpear con la rabia animal que mi condición de recién nacido, de puro y no domesticado me confiere. Quiero romper la cadena que convierte a la persona en una oveja. Y he de apuñalar para ello el nocivo despropósito de la vida basada en la racionalidad del engaño.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: